Las personas en condición de discapacidad merecen la atención por parte de la Administración para que les sean garantizados sus derechos como ciudadanos. Y uno de éstos, es precisamente, que puedan contar con la protección y cuidado especial que requieren. Por esta razón, decidimos enfocarnos en aquellos ciudadanos que cumplen esta tarea noble en la sociedad: los cuidadores. Estamos trabajando para que aquellos que se han convertido en ángeles de la guarda de las personas con discapacidad, y que dedican su tiempo para cuidarlos y atenderlos, puedan también defender sus derechos y disfrutar de distintos escenarios, que les otorguen mejor calidad de vida.